X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.
banner

ARTICULOS

Integración domótica sin obras mediante automatización inalámbrica

Dirigido a viviendas con instalación eléctrica convencional, los sistemas vía radio permiten automatizar sin necesidad de cableado extra.

Compartir: 

Incorporar domótica en el hogar y convertirla en una Smart Home significa facilitar el control de diferentes dispositivos lo que implica incrementar la seguridad, conseguir un mayor ahorro energético y, en definitiva, disfrutar más de la vivienda ya que se adapta a las costumbres y necesidades de los usuarios.

Salón

Sin embargo, la incorporación de un sistema de domótica en una vivienda con instalación eléctrica convencional atañe una serie de recelos y desconfianza entre algunos usuarios ante la necesidad de tener que realizar obras para convertir su hogar en una Smart Home.

Loxone Air

Ante esta situación, compañías como Loxone han desarrollado una solución que permite integrar domótica sin necesidad de realizar reformas tediosas mediante un sistema de automatización inalámbrica. Se trata de Loxone Air, que permite automatizar iluminación, persianas y climatización con tecnología vía radio, de modo que no se precisa cableado adicional, uno de los principales problemas en proyectos de rehabilitación.

Miniserver

Loxone Air, concebida especialmente para rehabilitaciones, responde a la estructura Loxone Smart Home, una solución integral con el Miniserver como núcleo de control, aportación de inteligencia y comunicación entre los dispositivos. En el caso de instalar el Miniserver habitual, con entradas y salidas, es necesario conectar la Air Base Extension. Si es escoge el Miniserver Go, la variante más fácil de instalar, no es necesario ninguna extensión extra, ya que ya incorpora la tecnología Air.

Objetivo: Smart Home

En primer lugar, para automatizar la iluminación, ésta podrá ser controlarla no solo desde pulsadores, sino también desde el Smartphone o creando horarios. Para ello, se pueden añadir tiras LED RGBW que permitirán personalizar la iluminación con toques de color, iluminación indirecta e integrarlas con el resto de circuitos. La configuración de escenas permite que, con un solo clic (en un pulsador o en la App), todas las luces se pongan en el estado deseado, con el color y la intensidad que desee el usuario en cada uno de los momentos. Gracias a la automatización, no se olvidarán las luces encendidas, ya que se puede habilitar un pulsador que haga un apagado general, así como utilizarlas en la simulación de presencia cuando el usuario está de vacaciones.

Configuración vivienda mediante coordnadas GPS

En cuanto a la domotización de las persianas, es necesario, antes de nada, que estén motorizadas, por lo que habrá que colocar un actuador que permitirá controlar la subida y bajada. Al igual que ocurre con la iluminación, el control de las persianas también puede integrarse en la Smart Home y, por tanto, se puede controlar desde las Apps o desde un navegador web. También es posible configurar la ubicación de la vivienda con coordenadas GPS y la orientación de las persianas con fines de ahorro energético. De este modo, las persianas dejarán pasar el sol en invierno y realizarán el sombreado en verano (sin hardware extra, solamente con la configuración).

Por otro lado, en cada ventana y/o salida exterior, se puede colocar un detector magnético para conocer su estado. De este modo, se habilita un sistema de alarma de intrusión, en el que el usuario recibirá una notificación si las ventanas se abren cuando no hay nadie en casa. En cuanto al ahorro energético, gracias a estos detectores, es posible controlar si se abren las ventanas cuando está activada la calefacción o aire acondicionado. Y, si es así, la temperatura de la calefacción bajaría y se recibiría una alerta.

Plano sistema Air

Por último, para el control de la calefacción, en esta ocasión el control puede ser centralizado y se activa o desactiva la caldera en función de la temperatura ambiente. Se pueden programar horarios o controlarla a distancia desde el Smartphone, una función útil cuando el usuario regresa de vacaciones de invierno y quiere tener la vivienda a una temperatura deseada. Además, el controlador inteligente del sistema de climatización aprende qué nivel de calefacción o de aire acondicionado prefiere el usuario. De este modo, si en los horarios se incluye una temperatura de 22ºC a las 8, el sistema pone en marcha la calefacción para que a esa hora esté la temperatura deseada.

Funciones adicionales para cada espacio

Estancias como el salón/comedor precisan tener más pulsadores vía radio. Los pulsadores que ofrece Loxone para la automatización inalámbrica, Loxone Touch Air, funcionan con baterías y pueden ser colocados  donde el usuario quiera,  como por ejemplo, al lado del sofá para cambiar de escena o subir/bajar las persianas sin tener que ir al pulsador de la entrada. El Loxone Touch Air incorpora además sensor de temperatura y humedad, de modo que la calefacción se basará en la temperatura que indique dicho sensor para monitorizar el sistema de clima.

En otros espacios de la vivienda, como la cocina, también podrá añadirse un detector de humo o de inundación. Y en la habitación, los enchufes podrán convertirse en conmutables para tener el control de cargadores u otros aparatos enchufados. Además, se podrán colocar tiras LED debajo de la cama para tener una iluminación guía en ambientes nocturnos o para crear escenas de color.

Accesorios para el sistema Loxone Air

Para complementar esta tecnología inalámbrica vía radio, Loxone ofrece diferentes accesorios Air como actuadores, pulsadores, dimmers, enchufes o mandos a distancia.

Miniserver Go

El módulo de entradas y salidas Nano IO Air es un actuador de dimensiones pequeñas que puede colocarse en el cajetín de los interruptores para controlar la iluminación así como en el carro de las persianas para integrarlas a la Smart Home. Además, gracias a las entradas digitales se pueden adaptar otros sensores, como el de inundación para el baño o contactos magnéticos para puertas y ventanas.

El pulsador Loxone Touch tiene dos variantes, el pulsador inalámbrico que se alimenta con baterías que se puede colocar en cualquier superficie plana y dispone de sensor de temperatura y humedad, o el pulsador que se conecta a la Nano IO. Ambas variantes del pulsador son sensibles al tacto, con cinco puntos de contacto (uno central y cuatro en las esquinas).

Loxone Socket

Dimmer RGBW Air permite incluir tiras LED RGBW, que necesitan alimentación a 24V, y personalizar la iluminación con luz de color.  Por su parte, el enchufe inteligente Smart Socket Air posibilita, si hay calefacción eléctrica o calentador ACS eléctrico, controlar los radiadores y activarlos/desactivarlos en función de la temperatura o en remoto desde el Smartphone, así como conocer el consumo y apagarlos automáticamente para evitar que queden en standby.

Para el control del sistema de automatización, Loxone también ofrece un mando a distancia, Loxone Remote Air, que se integra en la Smart Home y controla cualquier persiana automatizada, iluminación o escenas. Finalmente, si el usuario dispone de dispositivos con infrarrojos, pueden añadirse al programa de la Smart Home para integrar su funcionamiento al resto, colocar el IR Control Air y aprender cualquier mando.

ARTÍCULOS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> 55

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

TWITTER

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE