X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.
banner

ARTICULOS

Los robots domesticos ¿criados o amigos?

Los robots domésticos que hace un par de decadas parteneían a las peliculas de ciencia ficción parecen estar más cerca de nuestras vidas cotidianas. Pero ¿para que los queremos? ¿para traernos el desayuno y pasar la aspiradora o para tener un amigo con quien compartir el tiempo libre?

Compartir: 
Cye lleva el desyuno al sillon.

El "perro AIBO" de Sony.

los robots domésticos que hace un par de decadas parteneían a las peliculas de ciencia ficción parecen estar más cerca de nuestras vidas cotidianas. Pero ¿para que los queremos? ¿para traernos el desayuno y pasar la aspiradora o para tener un amigo con quien compartir el tiempo libre? Durante el ultimo año han salido al mercado dos robots de uso domestico, cada uno dando una propuesta de lo que puede ser el futuro. La empresa Estadounidense "Probotics" ha sacado al mercado lo que ellos llaman "el primer robot para uso domestico y de oficina que es economicamente asequible" y la famosa empresa japoness "Sony" ha lanzado ya la segunda versión de su perro robot.

Mientras que un robot industrial se diseña para realizar una tarea muy concreta y limitada y normalmente para el trabajo en fabrica, un robot personal se tiene que diseñar para tareas complejos en un ambiente menos organizado. Cye es un pequeño robot, casí como un coche de juguete que se controla normalmente a través del simple interface gráfico de cualquier PC. Parece ser pensado para el tecnócrata curioso con habilidades en el uso del PC. Y puede ser una opción adecuada para aquellos que buscan una solución barata o los que quieren aprender y a la vez presumir en el hogar o en la oficina. Por supuesto un robot como este puede ser útil para la vida diaria pero parece que tiene más de diseño que una función simple y útil, porque no es capaz de hacer las cosas que a lo mejor uno puede desear más que nada como hacer la cama o planchar.

Un producto que tecnológicamente es parecido pero con una función casí opuesta es AIBO, un robot metálico de Sony en forma de perro. La diferencia mayor entre AIBO y otros robots es su autonomía. Tiene sus propias emociones e instintos, y puede aprender y madurar. AIBO expresa sus emociones, y puede cambiar sus propios modelos de comportamiento a través del contacto con las personas. AIBO le encanta jugar, y aporta una riqueza a las vidas de la gente que solamente un buen compañero puede proporcionar. AIBO puede expresar emociones tales como la alegría, la tristeza, y la cólera mientras que juega o se comuníca con nosotros. Se expresa a través de movimientos, sonido, e iluminandose encima de sus ojos. Finalmente, en cuanto al modo de funcionamiento, AIBO puede realizar toda clase de trucos, pudiéndos controlar muchos de sus movimientos, acciones básicas tales como el movimiento adelante o hacia atrás y el darse la vuelta, o acciones más avanzadas tales como golpear con el pie, coger cosas con su boca, y soltarlas.

De la primera versión que Sony saco en 1999 de su robot AIBO, se recibieron 135.000 pedidos, ¡pero solo habían fabricado 15.000 ejemplares! Desde ahora, sin embargo, no habrá límite en el número de los unidades de AIBO disponibles. Sony planea fabricar todas las robots de "AIBO" que se solicitan.

AIBO fue desarrollado con el objetivo de crear un robot que pudiese coexistir con las personas, y abre posibilidades ilimitadas a la interacción con los seres humanos. Pero si ya tienes perro, o no te gustan, el CYE es, sin duda, una mejor opción.

ARTÍCULOS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> 54

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

banner

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

TWITTER

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE