X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.
banner

ARTICULOS

GPRS: el despegue de la Internet móvil

El salto actual de GSM a GPRS es superior, cualitativamente hablando, al que se producirá de GPRS a UMTS.

Compartir: 

GSM: la base de GPRS

Antes de empezar a hablar de GPRS (Global Packet Radio Service), veamos las características de la actual tecnología GSM (Groupe Spécial Mobile) para el envío de datos inalámbricos desde cualquier lugar y en cualquier momento:

  • Velocidad de transferencia de 9,6 Kbps.
  • Tiempo de establecimiento de conexión, de 15 a 30 segundos.
  • Pago por tiempo de conexión.

La baja velocidad de transferencia limita la cantidad de servicios que Internet nos ofrece. Por ejemplo, a 9,6 Kbps no se puede navegar por Internet de una manera satisfactoria. Si, además, tenemos en cuenta que estamos pagando por tiempo de conexión, los costos se disparan. La combinación de estos tres factores negativos hace que GSM sea una tecnología mayoritariamente utilizada para la voz y no para los datos.

GPRS: la realidad inmediata

GPRS es una evolución no traumática de la actual red GSM: no conlleva grandes inversiones y reutiliza parte de las infraestructuras actuales de GSM. Por este motivo, GPRS tendrá, desde sus inicios, la misma cobertura que la actual red GSM. GPRS (Global Packet Radio Service) es una tecnología que subsana las deficiencias de GSM:

  • Velocidad de transferencia de hasta 144 Kbps.
  • Conexión permanente. Tiempo de establecimiento de conexión inferior al segundo.
  • Pago por cantidad de información transmitida, no por tiempo de conexión.

GPRS puede combinar hasta 8 canales para transferir datos, y cada canal puede transferir a una velocidad de 10 Kbps, aproximadamente. Es evidente que, para poder servirnos de esta nueva tecnología, necesitamos un nuevo terminal. Nuestro teléfono móvil GSM no sirve. Los nuevos terminales GPRS contarán con diversas prestaciones en función del numero de canales que utilicen. Debido a esto, contaremos con terminales 2 + 1 (que significa dos canales para recibir información y un canal para el envío), 3 + 1, 4 + 1, etc. También habrá terminales que permitirán transferir datos y mantener, al mismo tiempo, una llamada de voz. El uso de GPRS no se limita sólo a los teléfonos móviles; aparecerán tarjetas PCMCIA GPRS para conectar portátiles a Internet, tarjetas para conectar el ordenador de sobremesa, etc.

El uso de nuevos terminales GPRS como módem inalámbrico tendrá una aplicación inmediata y evidente. Los podremos conectar a ordenadores portátiles o de sobremesa como cualquier módem, pero, evidentemente, con las ventajas de ser inalámbrico. Igualmente, los terminales GPRS nos permitirán visualizar contenidos y utilizar servicios de Internet directamente en su pantalla reducida, en una evolución continua de convergencia entre el teléfono móvil y los PDA (Asistentes Digitales Personales). Este nuevo terminal, de pantalla reducida y teclado con funciones limitadas, cuenta con conexión permanente a Internet (GPRS) y un pago por uso de servicio, no por tiempo, lo que dará lugar a nuevos servicios móviles.

Cuando accedemos a servicios directamente desde nuestro terminal, la velocidad de transferencia, a diferencia de lo que puede parecer, no es el factor determinante. Tener una conexión permanente a Internet (lo que se traduce en acceder a servicios de manera casi instantánea) o el hecho de no estar pagando por tiempo de conexión son factores más relevantes que la velocidad de transmisión. Pero, por encima de todo, lo más importante es, sin duda, poder disponer de todos esos servicios.

La evolución natural de GPRS es UMTS (Universal Mobile Telephony System). UMTS requiere una nueva tecnología de radio (grandes inversiones en infraestructuras), una red de mayor capacidad (debido a que las velocidades de transferencia varían de 384 Kbps a 2 Mbps) y nuevos terminales. Estos factores hacer prever que UMTS tardará un cierto tiempo en establecerse y que GPRS, dada su mayor cobertura, mantendrá un uso elevado. Hay que destacar que ninguna tecnología es excluyente entre sí. La aparición de GPRS no excluye GSM; igualmente, UMTS no implica la anulación de GPRS, como se puede ver en la siguiente tabla:

Los servicios: el elemento clave

Las personas, en general, queremos servicios y no tecnología, y estamos dispuestos a pagar un precio razonable si el servicio lo merece. La tecnología no es el fin (sólo un pequeño porcentaje de personas consumen tecnología por sí misma). Para la gran mayoría de personas, la tecnología es un medio para obtener servicios. Pero no hay que menospreciarla; la tecnología participa en la definición de cómo y cuáles serán los servicios.

A continuación, resumimos brevemente los dos fines que persiguen los servicios:

  • Aumentar la calidad de vida de quien los utiliza.
  • Ser eficientes: debemos obtener un beneficio; el retorno ha de ser, pues, superior al gasto.

En el ámbito del sistema móvil aparecen nuevos servicios, y servicios que actualmente tienen mucho éxito en la Internet fija no son aplicables al usuario móvil. La siguiente lista muestra algunos factores que hay que tener en cuenta en el momento de definir servicios móviles:

  • En la Internet Móvil, el sistema de pago y un acceso sencillo son la base a partir de la cual se estructuran los servicios.
  • Simplicidad y usabilidad: dos palabras que hay que tener siempre en cuenta.
  • Hay servicios puramente móviles y otros en que la movilidad es complementaria.
  • Los servicios basados en localización y proximidad pueden ser de gran importancia.
  • Segmentación de servicios: se debe definir qué servicios son los más adecuados para cada tipo de usuario.

¿Qué es en realidad WAP? ¿Tiene futuro con las nuevas tecnologías GPRS y UMTS?

GSM, GPRS y UMTS son tecnologías de transmisión de información inalámbrica que se caracterizan por la velocidad que soportan, el tipo de pago y el tiempo de establecimiento de la conexión. WAP, sin embargo, es un protocolo; no es comparable a GSM, GPRS y UMTS. Son cosas totalmente distintas. Actualmente, cuando hablamos de WAP, aun siendo un protocolo, en realidad nos estamos refiriendo a la capacidad de mostrar contenidos y servicios directamente en la pantalla de nuestro dispositivo móvil. Por tanto, WAP utiliza la tecnología actual de GSM y utilizará, sin duda, GPRS y UMTS como tecnologías de base.

Debido a las limitaciones de velocidad, teclado, pantalla y capacidad de proceso, es necesario un nuevo lenguaje más ligero y efectivo para mostrar contenidos y servicios en los dispositivos móviles. Este lenguaje se llama WML (Wireless Markup Language). Si queremos hablar sobre qué tecnología puede o no predominar en el futuro, debemos centrar la discusión en WML. Y, cuando pensamos en WML, nos asaltan algunas preguntas:

  • ¿Hay de readaptar los contenidos y servicios a WML?
  • Las próximas tecnologías de redes inalámbricas de mayor capacidad y los nuevos terminales móviles, ¿permitirán la utilización directa de HTML y Java?

Seguramente, la respuesta a las dos preguntas anteriores es: sí, aunque pueda parecer contradictorio. Analizaremos algunas experiencias que actualmente se han llevado a cabo en movilidad. De todos es conocido el éxito comercial de la experiencia móvil de NTTDoCoMo y su sistema conocido como I-mode. I-mode utiliza un subconjunto reducido de HTML llamado cHTML debido a que la velocidad de transferencia de I-mode es parecida a la de GSM y la disposición de terminales es limitada. Pero I-mode tiene dos diferencias claves con respecto a GSM: el sistema de pago y el hecho de estar siempre conectado. El verdadero valor de I-mode es la experiencia que están obteniendo en el mundo de la movilidad.

Es muy posible que, en el futuro, exista una convergencia de protocolos y lenguajes entre la Internet móvil y la fija, pero siempre habrá que tener en cuenta que los dispositivos móviles serán diferentes a los dispositivos fijos (al menos en lo que concierne al tamaño de pantalla). Esto implica readaptar contenidos, ya que los servicios que busca el usuario móvil son distintos de los que busca el usuario fijo. Y esto requiere otros lenguajes como WML o cHTML. Además, hay que tener en cuenta la propia evolución de los lenguajes: WML evoluciona hacia una convergencia con HTML.

En resumen, no tiene mucho sentido centrar la discusión de la movilidad en torno a WAP, ya que éste no es más que un protocolo y, como tal, evolucionará con el tiempo. Hay que centrar el debate en los servicios y los lenguajes de más alto nivel (WML).

Hay dos factores determinantes en el hecho de que WAP no haya tenido el éxito comercial que se esperaba, que pasamos a analizar a continuación:

  • Por un lado, es una tecnología joven: si miramos la historia de la tecnología, no encontraremos muchos ejemplos de novedades tecnológicas que se hayan impuesto en menos de 10 años (incluso Internet tiene una vida de 10 años y sólo es utilizada por el 15% de la población española).
  • Por el momento, funciona sobre GSM, y el problema no es la velocidad de GSM sino los 30 segundos, aproximadamente, que tardamos en establecer la conexión y el pago por tiempo de conexión.

De WAP e I-mode hemos aprendido que los servicios, el pago y el tiempo de establecimiento de conexión son más importantes que la velocidad de transmisión. También hemos visto que las necesidades del usuario móvil no son las del usuario fijo y que, por tanto, hay que readaptar los contenidos, porque siempre tendremos pantallas pequeñas.

¿Qué nos puede deparar el futuro?

Es muy difícil intentar imaginar cómo será el futuro e intentar hacer predicciones, ya que incluso el presente actual es un sistema sometido a cambio constante. Podemos, sin embargo, dar algunas pinceladas de lo que puede aportarnos la tecnología en el siguiente decenio:

  • Un ancho de banda de hasta 2 Mb en cualquier lugar y momento.
  • Estaremos siempre conectados a Internet mediante un dispositivo personal, con lo que desaparecerá el concepto conectarse a Internet, ya que dispondremos de conexión permanente. La conexión será instantánea y el pago, por información transmitida.
  • 1000 Gbytes de almacenamiento de información en el tamaño de una moneda (1.000.000 de veces más información que un CDRom actual).
  • Dispositivos que intercambiarán información con el sólo hecho de acercarlos (Bluetooth).
  • Cualquier dispositivo digital y móvil podrá ser conectado a Internet.

Acabaremos este artículo con una cita y un dato para la reflexión:

  • En 1997, Ken Olson, presidente de DEC, afirmaba que "there is no reason anyone would want a computer in their home".
  • En los últimos tres meses, 150 millones de personas se conectaron a Internet. Y sólo ayer 300 millones de personas utilizaron el teléfono móvil.
Compartir: 

ARTÍCULOS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> 54

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

TWITTER

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE