X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.
banner

ARTICULOS

EIB: Bus Europeo de Instalación

La estandarización ha provocado que el instabus EIB sea ampliamente empleado en la actualidad.

Compartir: 

Hoy en día cuando hablamos de domótica, de edificios con instalaciones automatizadas, de hogares inteligentes que cuentan con los últimos avances en tecnología residencial, así como cuando indagamos en los catálogos de los fabricantes de productos para la instalación eléctrica en viviendas, nos encontramos con frecuencia que dichas instalaciones se hayan asentadas sobre un sistema de transmisión ampliamente implantado, el cual se ha dado en denominar instabus EIB. Su uso parece estar muy implantado y tener un presente y futuro de lo más halagüeño. Pero realmente ¿qué es el instabus EIB, para qué se emplea y en qué se basa su funcionamiento

El Bus de Instalación Europeo surge -al igual que ha sucedido en muchos otros ámbitos de la industria- de la estandarización y de la necesidad de disponer de un sistema único capaz de aglutinar y soportar sin problema técnico alguno, la totalidad de la instalación eléctrica, sobre todo si a ésta añadimos todos los dispositivos de captación y control que una red domótica requiere. La intrincada maraña de cables, la presencia de múltiples sistemas propietarios -prácticamente uno por marca-, y la clara complejidad de manejo de un sistema con estas caóticas características, llevó durante la pasada década a empresas productoras de dispositivos eléctricos como Simon, Siemens, Jung, Tegui,… y un largo etcétera de fabricantes del sector, a crear la asociación EIBA e investigar y diseñar un sistema estándar que se estableciese como patrón de los productos que a partir de entonces apareciesen en el mercado. Y con este propósito como precepto fundamental e inescrutable surgió el instabus EIB.

Características técnicas del sistema

El i-bus -como también se conoce- cuenta con una serie de características y términos básicos y elementales sobre los cuales se asienta la instalación de la cuál es soporte. En primer lugar el bus o medio físico se erige como el principal vértice del triángulo de funcionamiento. Éste se encargará de comunicar a todos los dispositivos que se conectan al mismo, mediante los dos hilos conductores de los que se compone. Al igual que los cables de comunicación para redes de ordenadores, se encuentra trenzado y con una pantalla protectora. Por otra parte se encuentran los dispositivos transceptores que captan una magnitud física -desde sonido hasta temperatura o humedad- y la transmiten al bus para que la tercera parte componente de la estructura, los dispositivos de actuación, recojan los datos, los procesen y actúen según la necesidad. En función de qué parámetro lea el dispositivo realizará o no su función: cerrar una ventana, encender el aire acondicionado, regular la potencia eléctrica, etc. La transmisión de dichos datos se efectúa mediante una trama digital de 22 bytes como máximo a una velocidad de 9,6 Kbps, la cual llevará toda la información útil y de control que los componentes del sistema necesitan. Este sistema en sí es tremendamente sencillo, máxime si se tiene en cuenta que no está centralizado sino que cada elemento, ya sean displays de información, reguladores, teclados, sensores o actuadores, incorporan implícitamente el procesamiento que necesitan a través de microcontroladores, funcionando cada uno independientemente del resto.

Usos del instabus EIB

Este sistema europeo que cada vez se encuentra más asentado como estándar de instalación, soporta -desde el punto de vista de sistema transmisor de información- todos los servicios que las redes domóticas de cualquier tipo requieren. Y en lo que a servicios y aplicaciones se refiere, permite automatizar todo tipo de edificaciones: residenciales, comerciales, de ocio, hoteles, bancos, oficinas,…
Control de iluminación, manejo de apertura y cierre de ventanas y persianas, reducción de la potencia de iluminación, control de instalaciones de agua y gas, etc. Todas ellas son gestionables a través de este medio.

Ventajas

Las ventajas de un sistema estándar quedan patentes desde que éste pasa a ser un patrón y a marcar el devenir de la evolución de un sector, sobre todo si es realmente evolucionado. Poder inventar e implementar una instalación domótica completa sobre un bus cuya instalación se lleva a cabo paralelamente a las líneas de energía de los edificios, con dispositivos cuya implantación conlleva un sobrecosto menor de lo imaginable y con más de cien empresas desarrollando productos para éste, no puede más que llevar aparejadas ventajas. El EIB cuenta con estas características y puede tener una evolución considerable, siempre que todos los actores de una construcción tengamos la voluntad de implantarlo.

ARTÍCULOS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> 54

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

TWITTER

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE