X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.
banner

NOTICIAS

La banda ancha llega a la vivienda

Compartir: 

Al aprobar dos proyectos de nuevas normas mundiales encaminadas a aumentar la eficacia y la durabilidad de las redes de acceso de fibra óptica basadas en técnicas de Red Óptica Pasiva (PON), la Unión Internacional de Telecomunicaciones ha manifestado su acuerdo con dos grandes bloques de construcción para redes totalmente ópticas. Los proyectos de nuevas normas son las Recomendaciones UIT-T G.983.4 y G.983.5.

Una Red Óptica Pasiva (PON) es un sistema que transporta el cableado y las señales de fibra óptica todo el trayecto o la mayor parte de éste hasta el usuario final de redes residenciales y de nuevas empresas pequeñas y medianas. Dependiendo del punto en el cual termina la PON, el sistema puede describirse como fibra hasta el punto de acometida (FTTC), fibra hasta el edificio (FTTB), fibra hasta la caja (FTTCab), fibra hasta la oficina (FTTO) o fibra hasta la vivienda (FTTH). Las Redes Ópticas Pasivas (PON) utilizan luz de diferentes colores (longitudes de onda) por hilos de vidrio (fibras ópticas) para transmitir grandes cantidades de información entre los clientes y los proveedores de la red o el servicio. La palabra pasiva se refiere sencillamente al hecho de que la transmisión óptica no tiene requisitos de potencia ni utiliza dispositivos electrónicos activos una vez que la señal avanza a través de la red. En las PON las señales se transportan por lásers y se envían a su destino adecuado mediante dispositivos que actúan como intercambios de autopista, sin utilizar ningún tipo de energía eléctrica, suprimiendo así la necesidad de costosos equipos eléctricos entre el proveedor y el cliente. Las PON ofrecen a los clientes aplicaciones vídeo, acceso a Internet a alta velocidad, multimedios y otras capacidades de gran anchura de banda.

Aunque la técnica de las PON se conoce desde hace unos 20 años como una alternativa para el par de hilos tradicional y el cable coaxial, sólo ahora que se manifiesta la necesidad de un acceso rápido a Internet, el despliegue masivo de estas técnicas resulta más atractivo, por ejemplo para la construcción de nuevos edificios. Las velocidades de línea son de hasta 622 Mbit/s tanto en el sentido ascendente (cliente a proveedor de red/servicio) como descendente (proveedor de red/servicio a cliente), por lo cual su velocidad es superior en 3 a 4 órdenes de magnitud (es decir de 1 000 a 10 000 veces más rápida) que la del módem más moderno, el cual permite un acceso a red a una velocidad de hasta 56 kbit/s. Además de la velocidad, otra ventaja que presenta la tecnología óptica es que es flexible y se prevé que exigirá menos mantenimiento que las anteriores tecnologías de cable. Por otro lado, el costo de la fibra y de gran parte de los equipos instalados en el local del proveedor del servicio se comparte entre varios clientes, por lo cual resulta económicamente más atractiva.

Puesto que la PON es independiente de la velocidad binaria, el formato de la señal (digital o analógico) y los protocolos (SONET/SDH, Protocolo Internet, Ethernet o ATM), sólo se deben incorporar los equipos necesarios para la prestación de servicios específicos al extremo de la red cuando llega el momento de ofrecer nuevos servicios a los clientes existentes o de añadir nuevos clientes. Puesto que los servicios se pueden combinar o perfeccionar de una manera eficaz en relación con el costo, según las necesidades, las PON ofrecen el tipo de capacidad de perfeccionamiento que es un factor importante para los operadores que desean ampliar sus capacidades en línea en función de la demanda del mercado. La mayor parte de las arquitecturas de red actuales no son capaces de ofrecer tal grado de flexibilidad.

En el proyecto de nueva norma G.983.4 se especifica un mecanismo de Asignación de Banda Ancha Dinámica (DBA) que aumenta la eficacia de la PON al ajustar dinámicamente la anchura de banda entre las Unidades de Red Óptica (ONU) que están cerca de los usuarios finales o en viviendas, por ejemplo, en respuesta a los requisitos del tráfico en ráfagas. La DBA presenta dos ventajas prácticas: en primer lugar, los operadores de red pueden añadir más clientes a la PON gracias a la utilización más eficaz; en segundo lugar, los clientes pueden disfrutar de servicios mejorados, como aquellos que requieren crestas de anchura de banda que están más allá de la atribución fija tradicional.

En el segundo proyecto de nueva norma G.983.5 se especifican algunas opciones de protección para las PON que permitirán aumentar la durabilidad, por ejemplo el sistema de fibra hasta la caja (FTTCab) y la prestación de servicios muy fiables, por ejemplo en el caso del sistema de fibra hasta la oficina (FTTO).

Estos proyectos de nuevas normas complementan a la G.983.3, que fue aprobada previamente en el curso de este año. La norma G.983.3 incorpora una longitud de onda adicional en el sentido descendente de una Red Óptica Pasiva de banda ancha (B-PON). Hasta ahora se habían especificado sólo dos longitudes de onda, una para cada sentido de transmisión. La nueva banda de longitud de onda permitiría, por ejemplo, separar las longitudes de onda para servicios interactivos y de radiodifusión a lo largo de una red de distribución óptica.

A juicio de Peter Wery, Presidente de la Comisión de Estudio 15 del UIT-T, "junto con la norma PON básica (UIT-T G.983.1) y la norma conexa de interfaz de gestión y control PON (UIT-T G.983.2) publicadas en 1998 y 2000, respectivamente, el UIT-T proporciona ahora una serie coherente de cinco normas PON que permiten ofrecer servicios tales como telefonía por múltiples líneas y acceso a Internet a alta velocidad, por ejemplo, de 100 Mbit/s, por un par de longitudes de onda y servicios vídeo en una o más longitudes de onda adicionales".

Esta banda de longitud de onda adicional es transparente y, gracias a la amplificación óptica y una ulterior división de potencia en la red alimentadora, podría permitir la superposición de radiodifusión de televisión a escala nacional, regional o local por la misma banda. Las señales de televisión pueden difundirse en cierto número de formatos, aunque la nueva generación de unidades de adaptación digitales podrían ofrecer una mayor calidad de funcionamiento y hasta 400 canales de televisión en una sola longitud de onda. Esta funcionalidad le permite al operador de red ofrecer servicios de radiodifusión en la misma infraestructura, generando así una nueva corriente de ingresos para potenciar al máximo la inversión en la red.

Los vendedores ya ofrecen productos que admiten datos a alta velocidad e Internet por la red de acceso de fibra, y actualmente el UIT-T empieza a estudiar normas para esquemas de multiplexión y modulación de televisión con miras a la radiodifusión de señales superpuestas.

Compartir: 

NOTICIAS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> >>> 1268

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

TWITTER

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE