X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.
banner

NOTICIAS

Indra amplía el sistema Toyra de telerehabilitación en la nube

El proyecto TRAM ha permitido extender el alcance al tratamiento de extremidades inferiores y mejorar el servicio en cloud.

Compartir: 

Indra ha ampliado las capacidades del sistema de Terapia Objetiva y Rehabilitación Audiovisual (Toyra), desarrollado en colaboración con el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo y el apoyo de la Fundación Rafael del Pino, que combina la realidad virtual y la captación de movimiento en tiempo real para la rehabilitación motriz de miembros superiores (hombro, brazo, antebrazo y mano). En un principio, esta herramienta fue creada para personas con lesión medular con afectación de la movilidad de miembros superiores. Sin embargo, se ha visto la necesidad de dirigirlo a otros sectores de la población.

Proyecto TRAM

El proyecto TRAM (Telerehabilitación Audiovisual Motora) ha permitido extender el alcance al tratamiento de extremidades inferiores y mejorar el servicio en cloud gracias a su pilotaje durante casi un año con casos reales en cuatro nuevos centros: Centro de Referencia Estatal, IMSERSO, Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en San Andrés del Rabanedo (León); Centro de Investigación en Discapacidad Física de ASPAYM Castilla y León (Valladolid); Unidad de Daño Cerebral en el Hospital Beata María y Hermanas Hospitalarias (Madrid); y el Hospital Virgen de la Salud (Complejo Hospitalario de Toledo).

TRAM se apoya en la captura de movimiento, bien a través del sistema Tech-MCS de Technaid, o mediante el uso del dispositivo Kinect de Microsoft. El sistema de captura se conecta a la estación de terapia interactiva, que envía al sistema su localización y posición para recrear en la pantalla a través de un avatar los ejercicios que realiza el paciente. Con la información recibida, TRAM registra y analiza los resultados obtenidos por un paciente durante la sesión de terapia. Este sistema aumenta la motivación y proporciona una plataforma electrónica de gestión de la historia terapéutica y de rehabilitación. 

Indra anunció en 2013 el desarrollo de una versión de Toyra “en la nube”, como parte de la evolución con TRAM, orientada a las necesidades y características de las clínicas y centros de rehabilitación que no tengan capacidad para acceder a una versión instalada ad-hoc para ellos en sus servidores. La incorporación de los nuevos avances a la versión en la nube supone la constitución como base para la futura deslocalización de tratamientos que permita la telerehabilitación tras el alta. 

La iniciativa ha contado con la participación de más de 60 pacientes, unos 18 profesionales del sector sanitario y otros 30 expertos en tecnología. Para que estos centros pudiesen funcionar como pilotos, se ha ampliado el modelo cinemático para incluir la movilidad de las piernas, así como los ejercicios asociados sobre la base del conocimiento previo de los clínicos.

Este proyecto, que ha contado con la financiación del Ministerio de Industria, Energía y Turismo enmarcado en las ayudas elaboradas en el ámbito europeo en consonancia con la Agenda Digital Europea. La iniciativa se encuadra en el Área de Salud y Bienestar Social, en la línea temática de Soluciones asistenciales y de emergencia relativos a la teleasistencia, telecontrol y telemonitorización como servicios para la Smart City.

Motivación y personalización

Una de las mejoras más importantes desde el punto de vista tecnológico contempla la integración del sistema en una red social propia para potenciar el trabajo colaborativo y proporcionar un canal de comunicación entre los diferentes actores involucrados en el proceso de rehabilitación (pacientes, familiares, médicos, terapeutas o técnicos) a través de diversas comunidades. Su fin es impulsar la motivación e integración del paciente a través de la retroalimentación afectiva. Incluye herramientas de gestión de grupos, usuarios y contenidos, mensajería, gestión de eventos y foros y comentarios.

Por otro lado, incorpora herramientas de presentación de datos y explotación de la información que facilitan que los médicos o fisioterapeutas puedan personalizar los tratamientos en función de la evaluación de desempeño del paciente. Esto abarca tanto el aspecto psicológico como el físico. Toda la información se recopila en la base de datos del sistema y se procesa mediante la aplicación de herramientas estadísticas para tener una representación más acorde a lo que el clínico quiere ver. 

Para el desarrollo de TRAM, Indra ha contado como socio colaborador con la empresa vallisoletana Divisa IT, responsable de los trabajos de configuración de la red social y adaptación a la plataforma. Asimismo, han participado Technaid, spin-off del Grupo de Bioingeniería del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y responsable del diseño e incorporación de sistemas de captura de movimiento inercial y bioseñales, y VipScan Predicting Behaviour, compañía especializada en servicios relacionados con las ciencias del comportamiento.

NOTICIAS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> >>> 1248

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

TWITTER

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE