X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.
banner

NOTICIAS

Incentivar a los ciudadanos en el uso de los servicios digitales, clave para alcanzar “El otro apagón Analógico”

Compartir: 

Los expertos reunidos por Telefónica en la mesa redonda “El otro apagón analógico”, la primera de una serie en la que se analizarán los resultados del informe “La sociedad de la Información en España, 2004”, han concluido que el retraso tecnológico de España y las dificultades para alcanzar la Sociedad de la Información no se deben tanto a un menor nivel de infraestructuras y equipamientos como al escaso uso de los servicios y ventajas que ofrecen las nuevas tecnologías. En este sentido destaca el dato de que casi la mitad de los hogares españoles son reticentes al uso de las nuevas tecnologías.

Para solucionar este problema los participantes apuestan por tres tipos fundamentales de medidas:

  • La concienciación de ciudadanos, administraciones y empresas de las ventajas de calidad de vida, eficiencia y productividad que supone el uso de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC).
  • La formación en nuevas tecnologías a todas las edades.
  • La necesidad de garantizar la seguridad de las transacciones y gestiones electrónicas, fundamentalmente a través de mecanismos como la firma electrónica.

El director general de Relaciones Institucionales y Fundación Telefónica, Javier Nadal, señaló que España no está en un nivel óptimo en desarrollo de la Sociedad de la Información y que el problema “no se encuentra en el apartado de las infraestructuras, en las que se avanza a velocidad de crucero, sino en su aplicación, su uso y en el cambio sociocultural necesario para que los usuarios sepan apreciar las ventajas y transformen su estilo de vida”. Nadal destacó la necesidad de que todos los agentes económicos y sociales se impliquen en esta tarea e incidió en el papel fundamental de las Administraciones Públicas para lograr estos cambios.

Por su parte, el director general para el Desarrollo de la Sociedad de la Información del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, Rafael Sagrario, señaló que pese a las evidentes ventajas de “bienestar social y desarrollo económico” que supone el uso de las TIC, aún hay muchas personas que no le ven utilidad o que desconfían de las nuevas tecnologías. Así, Sagrario afirmó que además de facilitar equipamientos y formación, las Administraciones Públicas deben ofrecer contenidos útiles a los ciudadanos y garantizar que el uso de los servicios digitales es más “económico, fácil y rápido”, además de seguro.

Entre las propuestas de Sagrario para llevar “el apagón analógico” a la Administración figura el impulso a la firma digital y la eliminación de las facturas en papel, sustituidas por documentos electrónicos.

Por su parte, Reinaldo Rodríguez Illera, cuyo nombramiento como nuevo presidente de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) fue anunciado el pasado martes, afirmó que España “todavía tiene un retraso importante en el uso y aplicación de las principales tecnologías de la información” e insistió en que de no mejorar esta situación, nos jugamos “nuestra productividad y la capacidad de crecer en el futuro”.

El moderador de la mesa redonda, José Luis Sanz Villegas, director de Sociedad de la Información de Telefónica Soluciones, incidió en que la principal barrera que encuentran los ciudadanos para entrar en la llamada Sociedad del Conocimiento es “la falta de formación y la falta de capacidad para utilizar estos servicios”. Por ello, reclamó que se difundan las ventajas de la Sociedad de la Información para motivar a los ciudadanos y que decidan participar en los numerosos procesos de formación existentes.

En la misma línea se manifestó el director general de Red.es, Ramón Palacio, quien manifestó que “casi la mitad de los hogares españoles son reticentes al uso de las nuevas tecnologías, por un concepto cultural que entiende que su uso deshumaniza a la persona”. Palacio afirmó que para que se produzca un ‘apagón analógico’ de la Administración es preciso garantizar la accesibilidad, los derechos de los ciudadanos y la competitividad empresarial.

En este sentido, dijo que actualmente existe una brecha digital geográfica y otra cultural. Mientras la geográfica se está solucionando con la extensión de infraestructuras y equipos tecnológicos por todo el territorio nacional, estimó que la cultural es mucho más difícil de erradicar. “Nos encontramos con una sociedad que no reacciona con entusiasmo ante los cambios en el uso de estas vías de comunicación”, explicó.

El director de CERES (Proyecto Certificación Española) de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, Diego Hernández, profundizó en los beneficios que comporta el uso de la firma electrónica, fundamentalmente reducción de costes, seguridad, mejora de la calidad de servicio, acercamiento al ciudadano, eliminación de desplazamientos y tiempos de espera. Asimismo, explicó que actualmente hay más de 700.000 ciudadanos con certificado electrónico activo y señaló que CERES presta cobertura a 14 Comunidades Autónomas, 25 Diputaciones o Cabildos, 5.400 Ayuntamientos y 13 Ministerios.

En otro orden de cosas, el viceconsejero de Asistencia e Infraestructuras Sanitarias de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda, explicó las ventajas que las nuevas tecnologías aportan a la atención sanitaria. Así, expuso los principales proyectos que en este ámbito está desarrollando la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid: registro unificado de pacientes en lista de espera quirúrgica, informatización de los más de 400 centros de atención primaria, historiales clínicos electrónicos, cita previa centralizada y receta electrónica, entre otros.

En el ámbito de la Educación, considerado prioritario para el desarrollo de la Sociedad de la Información, el director del Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (CNICE) del Ministerio de Educación y Ciencia, Mariano Segura Escobar, afirmó que las infraestructuras y conectividad son fundamentales, “pero que si el profesor no actúa, no tiene las herramientas informáticas y los materiales didácticos adecuados”, la inversión sirve de poco. Por ello, destacó el esfuerzo de CNICE por dar formación, servicios y contenidos de utilidad que garanticen el buen uso de los equipamientos.

Por último, la directora general de Relaciones con la Administración de Justicia y Política Interior de la Comunidad de Madrid, María José Pérez-Cejuela, repasó el papel de las nuevas tecnologías en el Plan de Modernización de la Justicia puesto en marcha por la Comunidad de Madrid. Entre las medidas adoptadas, destacó el cableado de todas las sedes judiciales, la instalación de 6.500 equipos informáticos, la dotación de ordenadores portátiles para jueces y fiscales, la implantación de un sistema de grabación digital, la modernización de los sistemas de información judicial y la reducción del uso del papel gracias a la tramitación electrónica de muchos expedientes.

Compartir: 

NOTICIAS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> >>> 1270

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

banner

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

TWITTER

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE