X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.
banner

ARTICULOS

Sistemas de Home Cinema

Hoy en día es posible disponer de equipos de audio y vídeo digital de gran calidad, capaces de convertir el salón de casa en una sala de cine.

Compartir: 

Atrás van quedando los sistemas de vídeo tradicional. El vídeo VHS que tan famoso se hizo hace algunos años y cuya penetración en los hogares podría considerarse de absoluta, va dejando paso lenta y pausadamente a los modernos formatos digitales cuya calidad es tremendamente mayor que la ofrecida hasta el momento. Son muchos los hogares aún donde el vídeo convencional sigue siendo el método de reproducción de películas en casa. El equipamiento necesario para disponer de un auténtico sistema de home cinema tiene todavía un precio algo elevado -a pesar de que en los últimos años los costos se han visto reducidos cuantiosamente-, pero independientemente de ello, existe un gran desconocimiento en torno a cómo acceder, instalar y disfrutar del cine sin salir de casa.

Líneas generales del sistema

En líneas generales y antes de entrar en él, es preciso definir qué se pretende y qué se consigue mediante la implantación de un sistema de cine en casa. Resulta importante destacar que el Home Cinema como mero concepto, se erige sobre la base del desarrollo de un equipamiento para los hogares que sea capaz de potenciar, en gran medida, la percepción del audio y del vídeo por parte de un espectador, de la misma manera que desde hace años se consigue en el cine. En este sentido, lo que se pretende es dotar al hogar de un mayor grado de confort y comodidad en lo que al apartado del ocio se refiere, favoreciendo y potenciando la calidad de los sistemas audiovisuales convencionales. Y de esta manera lo que consigue el usuario final es disfrutar de una nueva doble visión: las imágenes y el sonido. Un sistema común de cine en casa cuenta con varios elementos fundamentales e indispensables: reproductores, elemento de proyección y altavoces.

Reproductor audio/vídeo

Éste será el elemento fuente, ya que es el encargado de reproducir la grabación. Hoy en día este elemento del sistema se halla significado en los reproductores digitales multimedia de DVD. Los DVD tienen la característica principal de conseguir una gran calidad tanto en vídeo como en audio. Respecto a la imagen, la tecnología digital permite una claridad y pureza muy elevada y en lo referente al sonido, el DVD permite una reproducción de mayor calidad y admite diversos tipos de reproducción: surround, DTS, pro-logic,etc. Aparte de ésto, los DVD llevan inherentemente la característica de la interactividad con el usuario, pudiéndose incluir en ellos la posibilidad de multilenguaje, subtitulado, desplazamiento discreto,…Reproductor digital de audio. Aparte del reproductor mencionado, en un gran número de sistemas de Home Cinema y Home Theatre, se incluye un reproductor únicamente de sonido y al igual que en el apartado anterior, en éste se impone el reproductor de DVD de audio. Su calidad es mayor a la ofrecida por el Compact Disc convencional, dispone de mayor capacidad e incrementa la gama dinámica de los CD, consiguiéndose, en general, una reproducción de gran calidad.

Pantalla

La función de la pantalla resulta más que evidente: mostrar las imágenes que se suministran desde el reproductor de DVD de vídeo, y su calidad y tamaño varían en función de las pretensiones y necesidades del usuario. Es aconsejable que ésta sea proporcional en tamaño a al sala en la que se instale, con la finalidad de lograr una visión óptima de las imágenes en movimiento sin que los puntos (pixeles) puedan detectarse. El formato generalizado es el de pantalla panorámica 16:9, cuya proporción a escala se mantiene respecto a una pantalla de cine. Puede ser un televisor de tubo o de plasma, o bien emplearse un proyector específico para Home Cinema.


Altavoces

Por último, uno de los elementos más importantes y que más influyen en la capacidad y calidad del cine en casa, son los altavoces. Sus nombres y tipos son varios, acorde con la ubicación y funcionalidad de los mismos. El altavoz central suele ubicarse sobre la pantalla y es el que mayor carga tiene del conjunto. Éste soporta la mayor parte de los diálogos y sonido de la película, con la finalidad de que el éste provenga del frente y se concentre la atención en la imagen. Si el anterior se ubica en el centro del sistema, los denominados altavoces principales se ubican a ambos lados del televisor, con la finalidad de complementar a los sonidos fundamentales de la película. Los altavoces de efecto frontal -que no todos los equipos de reproducción son capaces de soportar-, permiten que el espectador profundice en el sonido. Así, desde éstos se hará una transición desde delante hacia atrás, en dirección a los altavoces de efecto trasero. Éstos últimos se ubican por detrás de los espectadores para conseguir un sonido envolvente completo y además reproducen los sonidos especiales esporádicos de la película. Con las diferentes modalidades de altavoces y con la imagen de calidad que se consigue de la combinación de pantalla y reproductor, es posible lograr diferentes entornos de forma simulada, convirtiendo el salón de casa en una auténtica sala de cine de uso particular.

Marcas y precios

Respecto a los fabricantes de equipos de Home Cinema, son muchos los fabricantes de electrónica que han lanzado al mercado sistemas de cine en casa: Thomson, Panasonic, LG, Philips, Aiwa, Casio…En lo que respecta a los precios, sin incluir el método de proyección cuyos precios oscilan entre los 1000 y 3000 euros, los equipos comerciales tienen un costo que varía entre los 500 euros y los 1200 euros, en función de su calidad.

ARTÍCULOS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> 54

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

TWITTER

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE