X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.

ARTICULOS

Redes de cableado estructurado

Implementar redes de cableado estructurado, supone la posibilidad de integrar voz, datos y múltiples servicios de valor añadido.

Compartir: 

Si echamos la vista atrás unos años y tratamos de ver cómo se realizaba el planeamiento y el desarrollo del cableado en las redes para interiores, tanto de datos como telefónicas, podremos observar que el caos y el desorden reinaban por encima de la posible funcionalidad. La posibilidad de integración de diferentes redes era casi nula y en el caso de que llegara a ser posible, se presentaba como una empresa nada sencilla, pues integrar telefonía y datos era casi una utopía y la proliferación de los sistemas propietarios asociados a cada empresa -había casi tantos tipos de cables como marcas tecnológicas-, hacía muy difícil cualquier tipo de modificación de redes preexistentes.

El desorden reinante con múltiples medios de transmisión, la notoria imposibilidad de desarrollo y los elevados costes para la ampliación de las redes, condujeron inexorablemente a la estandarización de los sistemas de cableado. Apareció entonces el cableado estructurado, un modelo de arquitectura y desarrollo de redes que, a través de una técnica específica de cableado universal, permite la integración a través del mismo de múltiples servicios con una complejidad reducida.

Universalidad y estandarización

La principal característica de los métodos de cableado estructurado radica en la universalidad y la independencia de su uso. A través de éste es posible integrar sistemas de transmisión de datos, voz, imágenes e incluso señales de control. Para ello los diferentes estándares -el americano EIA/TIA 568A & B, el europeo CENELEC EN 50173 y el internacional ISO/IEC IS 11801- definen dos tipos de cable posible: los cables de pares trenzados de cobre y la fibra óptica, los cuáles cumplen los preceptos fundamentales de este tipo de cableado.

Estructura

Un sistema de cableado estructurado determina únicamente la topología física de la red. Es decir, independientemente del protocolo de comunicación que posteriormente soporte la red, los estándares sólo marcan la estructura física que en la mayor parte de las implementaciones, suele ser en estrella. Dicha estrella tiene los componentes siguientes:

  • Armario principal, que realiza las funciones de conexión entre los elementos activos de las redes (routers, switches, hubs, …), y las tomas finales de usuario. En el caso de un edificio podría encontrarse en el recinto de telecomunicaciones y éste daría servicio a las diferentes viviendas.
  • Armarios secundarios de distribución, que se ubicarían -en caso de que desde el armario principal hasta las tomas finales ubicadas en las viviendas hubiese más de cien metros- en cada una de las plantas. A partir de éste se desarrollaría la red hasta las tomas.
  • Backbone, que supone la unión -en el caso de existir- entre el armario principal y cada uno de los armarios secundarios.
  • Cableado horizontal, que conforma el tramo físico de cableado que transcurre desde los armarios secundarios hasta las tomas de usuario, con una distancia máxima de 100 metros. En caso de superarse, sería necesario añadir un nuevo armario de distribución.
  • Tomas de usuario, que son a las cuáles se conectarán los diferentes equipos (ordenadores personales, dispositivos de control automático, equipos domóticos, terminales telefónicos, etc.).

Categoría de cables

Los cables empleados en estos sistemas se clasifican en función de unas categorías, las cuáles están fundamentadas en una clasificación que depende de la velocidad y ancho de banda que soportan. Hoy por hoy, para redes de interiores, la más empleada es la categoría 5e (extendida), que soporta al menos 100 Mhz con unas condiciones de calidad más que aceptables. Aún así, hay categorías superiores que se emplearán según la necesidad existente.


En las viviendas

Emplear cableado estructurado en las instalaciones de viviendas puede suponer un salto cualitativo en las mismas. Probablemente sin vencer el ramo de posibilidades que ofrecen los sistemas inalámbricos, el cableado de propósito general permite a través de los cuatro pares de cobre o de una fibra óptica, la total integración de los servicios.

Las redes de datos se integran con la red telefónica, permitiendo la transmisión tanto de datos como de voz e imágenes. Asimismo, la posibilidad de soportar señales de control resulta de gran utilidad de cara a efectuar el manejo de sistemas domóticos en viviendas inteligentes. Con todo ello se demuestra que la universalidad y el principio de propósito general del que hace gala el cableado estructurado, se encuentra más que justificado.

Compartir: 

ARTÍCULOS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> 54

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

banner

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

TWITTER

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE