X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.
banner

ARTICULOS

Domótica: el futuro ya está aquí

¿Pero qué hacer para evolucionar las viviendas, cómo lograr que éstas cuenten con las últimas tecnologías?

Compartir: 

La tecnología ha sufrido un incremento ciertamente considerable durante los últimos años y son notables los grandes avances que la tecnología ha experimentado. Desde la microelectrónica hasta Internet y el uso de las redes de comunicación, el amplio espectro que cubre lo que podríamos denominar nuevas tecnologías ha avanzado a mayor ritmo que cualquier otro sector en nuestra sociedad actual. Sin embargo, a pesar de que el desarrollo y avance de este área ha sido exponencial, no podemos decir que la implantación de los productos generados haya tenido el mismo éxito, pues con toda seguridad la integración tecnológica es la gran asignatura pendiente, sobre todo si volvemos la vista hacia el ámbito residencial.

En el ámbito de las empresas, tanto las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (NTICs) como la electrónica en sí, han tenido un mayor éxito de implantación a causa de que se han sabido ver las enormes ventajas de los sistemas computacionales y de comunicaciones, con el ahorro de costes y el consecuente incremento del rendimiento empresarial que su empleo supone. Sin embargo en lo que se refiere al ámbito residencial, a la penetración de la tecnología en los hogares, el concepto de lentitud toma su máximo significado, pues la integración de los avances en la mayor parte de las ocasiones es realmente insuficiente y, en el peor de los casos brilla por su ausencia.

Qué hacer para evolucionar las viviendas, cómo lograr que éstas cuenten con las últimas tecnologías y cómo tender hacia la comodidad y el confort tecnológicos son, entre otras, algunas cuestiones que las empresas tecnológicas se han planteado en los últimos tiempos. Y con la finalidad de resolver todas estas incógnitas ha surgido la domótica como una solución que es ya presente y que tiene un futuro de lo más esperanzador. La domótica ha nacido con el objetivo de aportar soluciones avanzadas en el ámbito de los hogares. Para ello combina el empleo de la electrónica y la informática para controlar y gestionar diferentes aspectos de una vivienda cualquiera. Estas instalaciones no suponen elevadas inversiones ni obras faraónicas. Los precios de la electrónica se han reducido cuantiosamente e implantar el conjunto de sensores y controladores que pueden requerir los diferentes dispositivos es algo bastante trivial.

Sin embargo, éste es un concepto que no termina de calar entre los responsables de los diferentes proyectos técnicos de una edificación, así como en aquellos que aportan el capital. Promotores, constructores, arquitectos, ingenieros,..., ante nosotros parece que muchas veces pasa desapercibida la presencia de sistemas y productos que, con una inversión mucho menor de lo que a priori se puede suponer, cubriría algunos servicios de valor añadido a lo que hoy por hoy se ofrece. Hasta ahora el sector de la construcción ha dado pingües beneficios y las viviendas -sean del tipo que sean y cuesten lo que cuesten- se vendían sin apenas realizar promoción. Ésta ha sido una de las razones por las que promotores y constructores, sin necesidad de invertir un poco más, han visto satisfechas con creces sus expectativas de negocio. Sin embargo se atisban vientos cambiantes y lo que hasta ahora ha sido un mercado de lo más prolífero, puede convertirse en poco tiempo en deficitario. Es ahora cuando las instalaciones en interiores van a comenzar a marcar la diferencia, cuando el comprador potencial va a sopesar qué valor tiene una u otra vivienda en lo que a comodidad se refiere. Y es en este campo donde la domótica y la inteligencia residencial juegan su papel más importante.

En este sentido tanto los técnicos competentes como promotores y constructores hemos de ser conscientes de que la tecnología de uso residencial, esa gran olvidada, va a comenzar a marcar un salto cualitativo en los hogares, va a marcar el confort y la comodidad, va a suponer una mejora en la calidad de vida de aquellos que disfruten de sus beneficios. Y con estos preceptos como máxima, diferentes empresas del ramo de la construcción y las telecomunicaciones - entre las que por supuesto se encuentra CASADOMO - están trabajando a conciencia por una mayor integración de avances tecnológicos en la vida doméstica, desde redes de datos de interior y con salida de banda ancha hacia el exterior hasta los sistemas de telegestión residencial, pasando por los servidores de aplicaciones comunitarios. La domótica es una realidad de presente y es el momento adecuado de dejar de pensar de que la inteligencia en el hogar está por llegar. Ya está aquí, lo único que debemos hacer es comenzar a emplearla.

Compartir: 

ARTÍCULOS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> 54

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

TWITTER

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE