X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.

ENTREVISTAS

Edorta Mendieta

Responsable de Marketing de Fagor-Sistemas Avanzados para el Hogar, el área de negocio relacionada con la Domótica de Fagor Electrodomésticos.

Compartir: 

CASADOMO.com: ¿Cuál es tú visión actual del mercado de la domótica?

Edorta Mendieta: A estas alturas de la película y con la que está cayendo, no pretendo descubrir nada nuevo al decir que nos está tocando vivir tiempos difíciles. Lo son para la gran mayoría de los sectores de actividad económica, y el de domótica tampoco se salva de la quema. A este sector, del que tanto se escribe y del que tantas expectativas se tienen, el frenazo del sector de la construcción residencial le ha dado de lleno y, como a otros muchos, le ha pillado con el pie cambiado.

Bien es cierto que como sector joven que es, está poco estructurado y la ausencia de datos de mercado fiables es una realidad. La primera iniciativa en este sentido digna de mención es el Estudio MINT-CASADOMO 2008, que cifraba el tamaño del mercado en 47.000 instalaciones y 120 millones de euros de facturación, siendo datos referidos a 2007.

¿Qué podría llegar a decir una supuesta versión 2009 de dicho estudio? Confieso que no lo sé, pero atendiendo a la evolución del mercado en el que opera la obra nueva residencial, en el que la actividad se ha desplomado hasta quedar al 15% de lo que llegó a ser en el año 2007, no sería aventurado pensar que la contracción del negocio de la domótica será como mínimo equivalente. Y digo como mínimo porque mi percepción del mercado es que la contracción del negocio de la domótica, está siendo superior a la del negocio de la construcción residencial.

CASADOMO.com: ¿Y cómo crees que se va desarrollar el próximo futuro de ese sector la promoción inmobiliaria?

Edorta Mendieta: Los proyectos residenciales de nueva planta prácticamente se han extinguido y, según indican diversos estudios, seguiremos en niveles de producción inferiores a las 100.000 viviendas/año durante unos cuantos años. Esto será hasta que se corrija el desfase entre oferta y demanda y se absorba el stock acumulado durante todos estos años de desenfreno, que algunos cifran en 1,7 millones de viviendas entre las que están acabadas sin vender, las que se van a ir terminando, las que están en poder de bancos y cajas y las viviendas de segunda mano que están en el mercado.

La fiesta se ha acabado y no debemos esperar que la obra nueva residencial sea la que siga tirando del carro durante varios años. ¿Y ahora qué?

CASADOMO.com: ¿Que otras oportunidades de negocio ves entonces para la domótica?

Edorta Mendieta: La domótica, por definición, está indisolublemente ligada a la vivienda por lo que es en el ámbito residencial, donde sigue estando su mercado. No obstante, es cuestión de poner el foco en nichos nuevos, como por ejemplo la rehabilitación, y sobre todo, es el momento de empezar a hacer lo que el sector de la domótica debió hacer hace muchos años: acercarse al consumidor final.

Evidentemente, en épocas de bonanza y de crecimientos exponenciales del sector residencial, ha sido más fácil, rentable y, sobre todo, cómodo acceder al promotor, echar la red y sacar los peces de cien en cien, en vez de usar la caña, tirar de anzuelo y pescar los peces uno a uno. No seré yo quien diga que lo primero no ha de hacerse, porque creo sinceramente que ciertas instalaciones básicas domóticas de seguridad debieran ser equipamiento de serie en todas las viviendas que se construyan.

CASADOMO.com: ¿Y qué medidas habría que tomar para conseguir eso?

Edorta Mendieta: Si realmente queremos hacer madurar al sector de la domótica tenemos que poner la domótica al alcance del que la va a utilizar y hacerle ver que es una inversión que aporta valor en el día a día. Es decir, hay que dejar de posicionar la domótica como herramienta táctica para el promotor que quiera diferenciarse de su competidor, para pasar a convertirlo en un bien de consumo duradero más. Y para ello, no sólo es necesario que el producto esté disponible sino que, además, es necesario hacer saber que está disponible y transmitir porqué es interesante que la gente lo incorpore en su vida.

Independientemente de las vías de comercialización utilizadas por los fabricantes, hasta hoy el enfoque comercial siempre ha estado orientado al promotor por los motivos apuntados en la respuesta a la pregunta anterior. Esto es lo primero que hay que cambiar, y precisamente en ese es nuestro objetivo en Fagor Electrodomésticos.

CASADOMO.com: ¿Cual podría ser la estrategia de Fagor Electrodomésticos frente a ese mercado potencial?

Edorta Mendieta: Nuestra estrategia comercial para 2010 pasa por abrir una puerta al sector de la distribución, sin abandonar la atención que históricamente hemos dedicado al promotor y al constructor, de quienes queremos seguir siendo el partner que les proporciona una solución integral para sus necesidades de equipamiento de las viviendas que construyen.

No obstante, la oportunidad apunta ahora hacia el segmento de la rehabilitación, en el que todo el mundo está poniendo la atención como tabla de salvación para que los sectores ligados a la construcción encuentren el camino hacia la salida de la crisis.

Los datos están ahí y confirman que es un mercado muy goloso y con alto potencial de crecimiento, al que hasta ahora pocos habían prestado atención cegados por el resplandor de la obra nueva. Según datos del informe Euroconstruct de junio de 2009, mientras en España se invierte en rehabilitación de viviendas 0,65 € por cada euro invertido en nueva planta, en Italia se invierten 1,48 €, en Alemania 1,47 €, en Francia 1,21 € y en el reino Unido 0,91 €. Además, España cuenta con un parque de alrededor de 25 millones de viviendas, según datos del Banco de España, del que más de la mitad son anteriores a 1990 y presenta carencias en relación a los estándares mínimos actuales de calidad, equipamiento y confort.

Todo apunta, por tanto, a que en un mercado inmobiliario saludable, si el sector financiero nos deja, el segmento de la rehabilitación ha de jugar un papel preponderante, pudiéndose esperar un crecimiento de hasta el 100% para equipararnos a la media europea.

Para abordar este segmento de mercado, en Fagor disponemos de los mimbres adecuados. Conocemos y tenemos acceso a la distribución en sus diversos y variados formatos, quien ha de ser nuestro nexo con el cliente-usuario. Actualmente tenemos a su disposición un catálogo suficientemente amplio en prestaciones, técnicamente robusto, fácil de implantar y poner en marcha, con conocimientos básicos de electricidad y sencillo de utilizar y programar por todo tipo de usuarios independientemente de su edad y grado de adiestramiento tecnológico. Ahora estamos poniendo en marcha, entre ambos, el marketing suficiente para cortejar y seducir al cliente-usuario.

CASADOMO.com: ¿Cuál piensas debería ser el mensaje al mercado referente a la domótica?

Edorta Mendieta: Contrariamente a la imagen que tradicionalmente han venido transmitiendo la prensa generalista, la domótica no es sólo para aquellas personas ávidas de tecnología. Es más, yo diría que no es para ellas, sino para aquellas otras que quieren hacer de su residencia un lugar más seguro, un lugar donde determinadas rutinas se han automatizado para hacer más cómodo el día a día, o un lugar donde la automatización de estas rutinas puede reportar una utilización más eficiente de la energía utilizada.

La domótica no es algo con lo que jugar; para eso ya están las consolas o el PC. La domótica es algo que está en la vivienda, integrado en ella, y que la mayor parte de las veces pasa desapercibida aunque cumple su función, como lo hacen los interruptores de la luz o los de las persianas motorizadas, el termostato del sistema de calefacción o los sistemas AquaStop de los lavavajillas. Lo importante no es que la domótica sea espectacular; lo importante es que la domótica sea práctica y fácil de utilizar.

Aún hoy, en la era de Internet y de las comunicaciones, la tecnología es algo que pone los pelos de punta al usuario medio. Sobre todo en un entorno como la vivienda, que ha sido tan poco proclive a la incorporación de tecnología. Hasta que llegue el momento de las nuevas generaciones de usuarios, a las que han nacido con un PC, una consola o un móvil bajo el brazo y a los que se puede considerar usuarios con una cultura tecnológica mucho más avanzada, los fabricantes, los instaladores y los promotores, deberemos centrarnos en ofrecer al mercado aquello que realmente demanda y que no es sino un sistema sencillo, tanto en lo que se refiere a su utilización como a prestaciones se refiere, y una interfaz de usuario amigable e intuitiva, que resulte cómoda de utilizar a cualquier persona.

CASADOMO.com: ¿Y qué solución de Domótica para el Hogar Digital ofrece Fagor Electrodomésticos?

Edorta Mendieta: Con el Hogar Digital Fagor y su centro de control, el Maior-Domo® Fagor, el usuario dominará la técnica con sencillez y disfrutará de las ventajas de su instalación desde el primer día. Podrá encender la calefacción con una simple llamada telefónica. Recibirá avisos mediante mensajes hablados si en su casa se produce cualquier tipo de incidente. Además, podrá automatizar el funcionamiento de las luces, persianas, toldos y el sistema de riego en función de las condiciones exteriores de luz, viento o lluvia. El diseño y el número de funciones dependen de las necesidades del cliente. El resto es, simplemente tecnología que Fagor pone al servicio del usuario para hacerle la vida más cómoda.

El Hogar Digital Fagor es un sistema modular, flexible y escalable compuesto por diversos elementos que se comunican a través de la instalación eléctrica de la vivienda, por lo que su implantación es sencilla y está abierto a futuras ampliaciones sin grandes inconvenientes. Sus prestaciones, ya lo he dicho anteriormente, abarcan las áreas de la seguridad, el confort, la telegestión y el ahorro energético, y pueden satisfacer de largo a lo que la media del mercado puede esperar de un sistema domótico.

La técnica ya no es el problema ya que está ahí desde hace varios años y va muy por delante del mercado. Nuestro reto hoy es saber conectar con el usuario y conseguir transmitirle los beneficios que le reportará poner un sistema domótico en su vida. Y sobre todo, no asustarle con artículos de ciencia ficción y fuegos de artificio que deslumbran en un primer momento pero que a la hora de la verdad no resultan atractivos en función a la relación coste/beneficio.

CASADOMO.com: ¿Cómo se podría resumir tu visión del mercado de la domótica y su negocio potencial?

Edorta Mendieta: Que la domótica pueda despegar, depende de que el mercado perciba de forma clara qué es lo que se le ofrece y los beneficios que le reportan. Lo demás, no hace sino retraer la demanda por el temor y el desasosiego que genera el enfrentamiento a lo complejo. En la medida que sepamos hacerlo, la domótica se irá incorporando a nuestras vidas para nunca más volver a salir de ellas.

Esto no significa que los fabricantes no debamos avanzar en la investigación y el desarrollo de nuevos productos y servicios. Tan sólo quiere decir que tenemos que ir quemando etapas de un modo lógico, sin ofrecer al mercado más de lo que es capaz de absorber. Porque no olvidemos que una de las principales barreras que están conteniendo a la demanda, aunque no la única, está precisamente en el mercado, y no es otra que la todavía baja cultura tecnológica de los usuarios.

ENTREVISTAS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> 14

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE