X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.
banner

ARTICULOS

Redes de datos en la I.C.T.

La inclusión de las redes de datos supondría un salto cualitativo en las instalaciones residenciales.

Compartir: 

Desde febrero del año 1998 nuestro país cuenta con un régimen jurídico que ha pretendido proveer a las edificaciones de unas instalaciones para acceder a los servicios de telecomunicaciones. Asimismo el reglamento regulador aparecido un año más tarde establecía la normativa técnica para ejecutar las infraestructuras que dotasen a los inmuebles de unas condiciones mínimas para acceder a dichos servicios.

Esta normativa y su implantación supusieron, en el preciso momento de su aparición, una avance coyunturalmente notable respecto a las instalaciones que por entonces se desarrollaban en construcciones de carácter residencial. La evolución de la tecnología y las comunicaciones, la aparición de múltiples operadoras de servicios básicos y de valor añadido, la desintegración del monopolio de la telefonía y el ámbito de libre competencia que comenzaba a fraguarse, condujeron a elaborar el reglamento de I.C.T. - que actualmente sigue vigente - y que provee a los edificios de los servicios de televisión terrenal, televisión por satélite, telefonía y servicios de televisión por cable.

Sin embargo estas instalaciones han quedado perceptiblemente insuficientes teniendo en cuenta que, hoy por hoy, el empleo de las redes de datos - tanto en el ámbito empresarial como en el residencial - ha crecido cuantitativamente en España durante los últimos tres años.

Actualmente la mayor parte de los cinco millones de usuarios de Internet de nuestro país acceden a través de un módem y de una conexión a la red telefónica básica. Bien con las ofertas de tarifa plana por tiempo limitado de algunos operadores, bien mediante pago del tiempo de conexión a la Red, consiguen unas velocidades de transmisión tremendamente reducidas si las comparamos con las que podemos lograr con las conexiones que se ofrecen en la actualidad con banda ancha, bien sea ADSL o módem de cable.

En los tiempos actuales en que el acceso a las redes de datos se hace más que necesario, un porcentaje de tan sólo el doce por ciento de la población española accediendo a las mismas resulta una penetración insuficiente en sí misma, pero aún más si la comparamos con los niveles de accesibilidad de otros países de la Unión Europea.

Conseguir elevar la cantidad de usuarios de los nuevos servicios de telecomunicaciones ha de pasar, con total seguridad, por una modificación parcial de la reglamentación vigente de la I.C.T., añadiendo como infraestructura adicional a las ya presentes la que sea precisa para proporcionar en edificios residenciales un acceso a las redes de datos de banda ancha a todos los habitantes del mismo.

Las ventajas que se lograrían con la introducción de esta nueva infraestructura pueden resumirse en las siguientes:

  • Se consigue una adaptación de las edificaciones residenciales a las nuevas tecnologías, suministrando múltiples y novedosos beneficios y utilidades adicionales a las de los ya clásicos servicios de telecomunicación.
  • Se incentiva a los habitantes a acceder en mayor medida a las redes de comunicación, proveyendo asimismo igualdad de posibilidades para el acceso y disfrute de los nuevos servicios. Está demostrado que con tan sólo disponer de manera fácil del acceso a un nuevo servicio, el usuario potencial será más proclive a acceder al servicio si se facilita el camino.
  • Las operadoras serán capaces de dar una atención más rápida y eficiente en el momento de realizar la conexión de los nuevos clientes.
  • Las conexiones mejorarán infinitamente respecto al modelo actual. Variará el paradigma procedimental del módem y la línea telefónica hacia nuevos dispositivos de interconexión tales como routers y pasarelas residenciales. Los caudales de transmisión serán más elevados y se podrá disponer de un acceso a nuevos servicios, para los que resulta fundamental incrementar el ancho de banda actual y disponer de una conexión fija sin interrupciones.

Actualmente el reglamento de I.C.T se encuentra en revisión y desde las comisiones formadas en la Subdirección General de Infraestructuras y Normativa Técnica, perteneciente al Ministerio de Ciencia y Tecnología, se está debatiendo la modificación parcial de las especificaciones técnicas con la finalidad aparente de flexibilizar condiciones constructivas establecidas anteriormente y añadir el servicio LMDS - telefonía vía radio de acceso residencial - como flamante novedad. Es por ello que es éste el instante adecuado para tratar de ampliar los márgenes de dicho reglamento y añadir las redes de datos como instalación innegablemente necesaria en la actualidad.

Compartir: 

ARTÍCULOS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> 54

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

banner

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

TWITTER

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE