X Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.

ARTICULOS

Presentación del Proyecto DomAlz

El Proyecto DomAlz de la Fundación Alzheimer España persigue el desarrollo y aplicación de dispositivos domóticos que faciliten el cuidado de personas con Alzheimer.

Compartir: 

“Tenemos un sueño, nuestro sueño es acercar las TIC al hogar y centros de personas mayores. Nuestro primer sueño fue crear kits básicos. El segundo, aportar una fuente de información a los cuidadores. El tercero, crear una célula de asesoramiento. Y el cuarto, dotar a una vivienda de todos los dispositivos”. Así resume Jacques Selmès, Secretario General de la Fundación Alzheimer España (FAE), el proyecto DomAlz.

Asistentes al XIV Encuentro Temático de la FAE

El proyecto DomAlz consiste en identificar o desarrollar aplicaciones de gestión sobre dispositivos que ayuden a cubrir las necesidades del enfermo de Alzheimer y de su cuidador en la vida diaria, fomentando la participación de familiares de personas que padecen esta enfermedad en la investigación en domótica asistencial. Por ello, en este proyecto participan investigadores del Centro de Domótica Integral de la Universidad Politécnica de Madrid (CeDInt/UPM) así como cuidadores de personas con Alzheimer que, en la mayoría de los casos suele tratarse del cónyuge o del hijo/a.

Según datos facilitados por la Sociedad Española de Neurología, en España, se estima que existen alrededor de 800.000 casos de personas sufren esta enfermedad neurodegenerativa de las neuronas. Además, de acuerdo con la FAE, el 90% de los que padecen esta enfermedad viven en sus casas, por lo que la tarea asistencial recae casi siempre en el cuidador. Para esta enfermedad, todavía no se conoce ningún tipo de solución terapéutica que pueda curarla o prevenirla.

Jacques Selmès escucha las intervenciones del Proyecto DomAlz

Coincidiendo con la víspera del día mundial del Alzheimer, los resultados de la Fase 1 de este proyecto, obtenidos de los encuentros de los grupos multidisciplinares de investigadores y cuidadores, fueron presentados el pasado viernes 20 de septiembre en el IMSERSO durante el XIV Encuentro Temático de la FAE.

La FAE, bajo su objetivo de incrementar la calidad de vida de las personas afectadas por Alzheimer, comenzó a interesarse por el desarrollo de las nuevas tecnologías, en este caso por la domótica, que pueden ayudar al enfermo y al cuidador en las tareas asistenciales, ralentizando así los efectos del Alzheimer, prolongando la estancia del enfermo en el hogar y manteniendo así su calidad de vida.

Por ello, comenzó a formar Grupos de Encuentro formados por investigadores del CeDInt y cuidadores de personas con Alzheimer con el fin de poner en común las necesidades de éstos últimos, comprobar si se podían satisfacer mediante el diseño de determinados dispositivos domóticos, analizar las actividades diarias con los enfermos de Alzheimer, conocer qué les puede asustar, lo que no les gusta, etc. En esto ha consistido la primera etapa del proyecto, si bien ya se encuentra en la Fase II, para la que se están desarrollando kits básicos y asequibles de dispositivos domóticos para instalar en los primeros proyectos piloto.

Alberto Brunete presenta el proyecto DomAlz

“La idea es integrar domótica en el hogar digital para que estos equipos nos puedan facilitar la vida”, ha explicado Alberto Brunete, Ingeniero de Telecomunicación y Doctor en Robótica y Automática de la UPM y visitante de la Universidad Carlos III de Madrid, durante la introducción del proyecto. “No sólo consiste en desarrollar tecnología, sino también en aplicarla”, añade.

Existen distintos tipos de dispositivos domóticos propuestos, como los módulos sensores/acutadores, los módulos interfaces (tablets), módulos de seguridad, módulos multimedia, módulos de biometría y módulos de robótica. Para su aplicación, se han definido una serie de líneas: ocio y entretenimiento, tranquilidad y buen ambiente, tareas domésticas y seguridad.

Entretenimiento y tranquilidad

La parte de ocio y tiempo libre, coordinada por Rocío Martínez, Ingeniera de Telecomunicaciones por la UPM, Investigadora y gestora de proyectos del CeDInt/UPM, tiene como objetivo entretener y ejercitar la mente. Entre sus ejemplo, destacan los juegos de cartas, de memoria, para poner las horas del reloj, así como interfaces multimedia para ver fotografías.

Rocío Martínez presenta la parte de entretenimiento y tranquilidad

En el terreno de tranquilidad y buen ambiente, el objetivo no ha sido otro que el de favorecer un entorno accesible para la persona que padece Alzheimer. Facilitar la orientación por si se levanta, velar por la calidad del sueño o evitar sobresaltos y miedos, son algunos de los focos en los que también se ha puesto la atención a la hora de desarrollar dispositivos domóticos que favorezcan la tranquilidad. Para facilitar la orientación (hay pacientes de Alzheimer que se pueden levantar por la noche sin que el cuidador se entere), Rocío Martínez propone la instalación de luces LED para que indiquen lugares clave de la vivienda, como el baño o la cocina, o simplemente para evitar caídas. 

En cuanto al sueño, es posible monitorizar la calidad del mismo mediante aplicaciones biométricas que comprueban el ritmo cardiaco (si es bajo, es que ha dormido bien), la temperatura corporal (para saber si por la noche se ha destapado). También es posible instalar una serie de sensores para detectar caídas de la cama o establecer una alarma despertador con distintas intensidades en función del ciclo de sueño. Y respecto a los miedos y temores, Martínez ha enumerado algunos que pueden asustar bastante a las personas con Alzheimer, como los espejos, los sonidos altos o los ruidos inesperados. Para paliarlos, proponen espejos con control de opacidad, automatismos o herramientas de control de volumen para los ruidos.

Tareas domésticas

Las aplicaciones domóticas a las tareas cotidianas se han dividido en tres partes: vestimenta, alimentación y aseo personal. Para estas tareas, se pueden incluir recordatorios para realizar las distintas tareas, dónde y cómo realizarlas, siendo siempre recordatorios visibles. Este sistema de ayuda ha de ser progresivo, es decir, se ha de ajustar al nivel de evolución de la enfermedad.

Alberto Brunete explica la aplicación a las tareas domésticas

Según Alberto Brunete, encargado de esta línea de aplicación, hay disponibles una serie de aplicaciones para la vestimenta que ayudan en la selección de la ropa más apropiada en función del tiempo atmosférico. Incluso destacó la existencia de armarios robotizados, si bien aún no se encuentran del todo desarrollados y su coste es elevado.

Para la alimentación, también existen aplicaciones que ayudan en la elaboración de menús y la selección de ingredientes y, en función de ello, realizar el pedido al súper, así como otro tipo de aplicación para que el cuidador compruebe si el paciente ha comido. En cuanto al aseo personal, Brunete ha subrayado que hay que poner especial cuidado en el aspecto de la intimidad. Por ejemplo, en el baño, para evitar caídas, se pueden instalar tiradores de alarma, por citar un ejemplo, un WC automático por si no se tira de la cadena o dispensadores automáticos de jabón y gel.

Participantes en el proyecto DomAlz escuchan las aportaciones del público

Brunete también ha mencionado los grifos inteligentes que incorporan un sensor de temperatura para avisan con color rojo cuando el agua está caliente y con color azul cuando está fría. También incluyen sensores de fugas de agua o temporizadores. Y para los espejos, propone integrar una pantalla y una cámara para guiar en la realización y comprobación de las tareas básicas como lavarse los dientes o peinarse. La interfaz debe ser amigable, que pregunte de forma amable y cercana si el enfermo de Alzheimer ha realizado las tareas.

Seguridad

La línea de seguridad, presentada por Ángel Martín, Ingeniero de Telecomunicación por la UPM y responsable de la Estrategia de Desarrollo y de Relaciones con Clientes del CeDInt/UPM, se centra en aspectos como garantizar la calidad de vida incrementando los niveles de autonomía, la supervisión por monitorización, la seguridad personal (control de las condiciones del entorno, cámaras de videovigilancia, sensores y detectores de presencia, etc.) y las alarmas técnicas mediante dispositivos inalámbricos (para alertar ante fugas de agua, gas, alarmas de incendio, humo, etc.).

Ángel Martín presenta la parte de seguridad del proyecto

Los cuidadores asistentes a este encuentro temático y participantes en los Grupos de Encuentro, entre ellos, Mercedes Calle, han señalado que los dispositivos domóticos deben ser útiles tanto para el enfermo como para el cuidador. Otro cuidador presente entre el público ha subrayado en que no debe existir una aplicación única sino una aplicación para cada paciente y cada momento de la enfermedad.

Una de las asistentes aporta su experiencia en el XIV Encuentro Temático

Para concluir, desde la FAE, han aclarado que con estos dispositivos no se pretende “sustituir al cuidador”, dado que la asistencia y cariño humanos son fundamentales, sino que sirvan como un apoyo y ayuden al cuidador con las tareas asistenciales del enfermo, les “quite carga” para facilitar la vida de los dos, ralentizando los efectos del Alzheimer, prolongando la estancia en el hogar del enfermo y manteniendo así su calidad de vida.

ARTÍCULOS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> 54

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

banner

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

TWITTER

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE

TWITTER

COLABORACIÓN

PATROCINIO PLATA

PATROCINIO BRONCE