Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.
NOTICIAS

AENOR, CEDOM y FENIE presenta la guía técnica "Código de Prácticas" del Proyecto SmartHouse.

Compartir: 

AENOR Smart House

La Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR), la Asociación Española de Domótica (CEDOM) y la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Eléctricas y Telecomunicaciones de España (FENIE), han publicado el "Código de Prácticas" del Proyecto SmartHouse. Esta guía técnica presenta, por primera vez, un enfoque que engloba todos los sistemas y equipos, interactuando entre sí y conectados a la red. El Código recoge numerosas recomendaciones a tener en cuenta a la hora de desarrollar la vivienda inteligente.

Este documento es un acuerdo de trabajo del Comité Europeo de Normalización Electrotécnica (CENELEC), elaborado con la colaboración de numerosos expertos de empresas, asociaciones y centros de investigación procedentes de 28 países de Europa. La guía recoge más de 250 normas técnicas internacionales, europeas y otras especificaciones prácticas que permiten aprovechar las ventajas de una arquitectura de sistema coherente y la interoperabilidad entre las aplicaciones y los servicios.

El código pretende ser un documento de referencia útil para todos aquellos que participan en el diseño, instalación y mantenimiento de una vivienda inteligente, desde el proveedor de servicios hasta el consumidor. Entre los colectivos a los que va dirigido se encuentran ingenieros, arquitectos o aparejadores, instaladores, fabricantes y proveedores de servicios, entre otros.

Los objetivos del Proyecto Smart House es identificar todos los sistemas, productos y servicios tecnológicos aplicados al hogar presentes en el mercado, así como todos los sectores y agentes del mercado relacionados, y elaborar un código de buenas prácticas.

SmartHouse busca favorecer el desarrollo de sistemas domóticos y de comunicaciones que proporcionen al usuario doméstico funciones de seguridad y control, comunicaciones, entretenimiento, confort, asistencia sanitaria, sostenibilidad, integración ambiental, eficiencia energética o accesibilidad. La casa inteligente significa que el hogar esté donde quiere cada uno y contactar con los datos de su casa cuando está de viaje; o bien propiciar un trabajo eficiente desde el hogar. ‘SmartHouse’ permite la conexión con el exterior de la vivienda a través de la red de comunicaciones, haciendo posible la vivienda inteligente.

Estos objetivos han derivado en un gran foro de intercambio de ideas, opiniones e información entre expertos de todos los sectores implicados, abriendo la oportunidad de entenderse. Y el resultado ha convergido en este documento técnico de referencia para el diseño, instalación y mantenimiento del Smart House o vivienda inteligente.

Por ejemplo, permite gestionar la iluminación, climatización, agua caliente sanitaria, alarmas técnicas (de gas o agua) y otros elementos, aprovechando mejor los recursos naturales y utilizando las tarifas horarias de menor coste. Así, se logra reducir la factura energética al tiempo que se gana en confort y seguridad. Además, la casa inteligente hace posible la comunicación, por primera vez, entre los distintos electrodomésticos de una vivienda (lavadoras, lavavajillas o secadoras) y controla cuándo comienza y finaliza cada uno. Otras ventajas son la integración de los contadores inteligentes, reposición de alimentos en el frigorífico cuando se acaban a través de pedidos on-line, servicios de teleasistencia y control de enfermedades crónicas o apertura de puertas por reconocimiento de perfiles personales. Estas capacidades, entre otras mejoras, permiten a los usuarios medidas para ahorrar energía, apoyando el cumplimiento de los objetivos de eficiencia establecidos en la legislación.

El ‘Código de Prácticas del Proyecto SmartHouse’ incorpora, además, criterios de confort, diseño universal y accesibilidad. Así, hace referencia a las ‘Directrices para que el desarrollo de las normas tenga en cuenta las necesidades de las personas mayores y las personas con discapacidad’ según la Guía 6 de CEN/CENELEC o la ‘Ergonomía de los sistemas de interacción humana. Guía sobre la accesibilidad en las interfaces hombre-ordenador’ según la norma internacional ISO 16071.

Concepción García, Presidente de CEDOM resaltó la importancia de que por primera vez, todos los expertos de Europa se han unido para realizar una guía de referencia e invitó al lector a prestar especial atención al capítulo de definiciones y acrónimos, por su contribución a poner orden en la terminología usada por el sector.

Por su parte Oscar Querol, Director de CEDOM, abrió las puertas a los nuevos retos a los que nos enfrentamos en éste ámbito, desde el SmartMeetering, que normalizará los contadores inteligentes. Al conectar el contador al sistema domótico, el usuario puede gestionar sus consumos incluso permitiéndole acordar con la compañía eléctrica un control de sus cargas. Y un concepto que va un paso más allá: la red eléctrica inteligente o SmartGrid, que incluye además de la gestión de los contadores inteligentes, la de la red en general, de la demanda del usuario, de la generación distribuida o la conexión de vehículos eléctricos a la red.

La presentación del ‘Código de Prácticas del Proyecto SmartHouse’ ha contado con la participación del Director General de AENOR, Ramón Naz; la Presidenta de CEDOM, Concepción García, el Director de CEDOM, Óscar Querol, y el Secretario General de FENIE, José Antonio González y el Presidente de FENIE, Francisco Paramio, entre otros.

Compartir: 

NOTICIAS

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >> >>> 2014
PATROCINIO PLATA
PATROCINIO BRONCE
PATROCINIO PLATA
PATROCINIO BRONCE
TWITTER
PATROCINIO PLATA
PATROCINIO BRONCE